Cómo Solventar las Dificultades de la Gestión de Redes Sociales en Sociedades Científicas - Raquel Martin
234
post-template-default,single,single-post,postid-234,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.4,vc_responsive

Cómo Solventar las Dificultades de la Gestión de Redes Sociales en Sociedades Científicas

Copywriter Redaccion Contenidos Freelance

Cómo Solventar las Dificultades de la Gestión de Redes Sociales en Sociedades Científicas

En otro post os hablaba de algunas particularidades que hay que tener en cuenta para gestionar las redes sociales de determinados perfiles de estamentos públicos, pero ¿qué me decís de las sociedades e instituciones científicas? Si organismos como la Policía Nacional o la Guardia civil tienen que prestar especial atención a aquello que publican, por la tremenda responsabilidad intrínseca en ellos, las sociedades científicas han de cuidar principalmente el mensaje que transmiten y, al tratarse de comunicación social, hacerlo de manera creativa ofreciendo contenido de valor a los seguidores.

Las Sociedades Científicas representan la objetividad y el dato cien por cien verídico basado en la evidencia. Así, estos organismos transmiten mensajes que van en esa línea de autenticidad, que les permite no perder ni un ápice de credibilidad ante su audiencia. Ésta deberá recibir la información de una manera clara y poco técnica, si hablamos de un público general, o todo lo técnica que se requiera si estamos ante un público meramente científico.

Para que me entendáis. No es lo mismo querer poner en conocimiento una noticia científica relativa a la promoción de la salud, véase por ejemplo el tema de la Gripe A, que querer dar a conocer un proyecto científico pionero.

En el primer caso, las entidades científicas tienen la responsabilidad de transmitir el mensaje de manera sencilla, clara y creativa para llegar a una audiencia global, que no tiene por qué contar con conocimientos técnicos sobre la Gripe A. El objetivo aquí es concienciar a todo el mundo sobre qué es y cómo actuar si se encuentran frente a la enfermedad.

Este es un claro ejemplo de lo que os digo. Con esta infografía, el Ministerio de Sanidad Español intenta concienciar sobre las enfermedades de transmisión sexual. ¿Cómo? Pues como veis, de manera visual, clara, sencilla y creativa.

En el segundo caso, el público quizá sea más del gremio y se pueda emplear una terminología más específica y complicada. Pueden ser, por ejemplo, mensajes con los que se pretende difundir un tratamiento pionero relativo a una enfermedad concreta, actualizaciones y revisiones en una materia determinada, etc.

Claramente el público objetivo de este mensaje es distinto del anterior, aunque no es incompatible trasladar esta misma información a un público universal, con el fin promover la ciencia a nivel general. Se me ocurre como ejemplo, el descubrimiento de un nuevo medicamento que exterminase el cáncer de mama, éste podría transmitirse tanto a nivel científico como a nivel generalista.

Ejemplo: Con este tuit, la Asociación Española de Fisioterapeutas, a través de una imagen, aprovecha la celebración del Día Mundial de la Osteoporisis para recomendar la lectura de uno de los últimos artículos científicos de su revista.

¿Qué dificultades surgen en la gestión de las redes sociales de Sociedades Científicas?

Por experiencia propia, puedo deciros que hay dificultades que surgen a la hora de gestionar las redes sociales de este tipo de organismos. Todas ellas muy relacionadas con lo que os comentaba anteriormente: Compartir información fehaciente, veraz y basada en la evidencia. ¿Qué tenemos que hacer?

  • Elegir las redes sociales en las que estar presentes.

Para ello, hay que analizar al público objetivo que tendremos en nuestra red y al que vamos a dirigirnos. Una vez terminado este paso, sabremos en qué red social tiene mayor presencia nuestra futura audiencia.

A día de hoy, se podría afirmar que Twitter es una de las favoritas de científicos y sociedades porque les ha sido muy fácil adaptar la información que comparten a las características de esta red social. Además, es una red que les permite estar al tanto de todo lo que sucede dentro de la profesión al minuto, debatir con colegas sobre temas de actualidad e, incluso, hacer hilos de conversaciones ayudándose del uso de hashtags, pudiendo seguir todo lo que se publica sobre un tema concreto.

También podrían tenerse en cuenta LinkedIn, la red profesional por excelencia, Facebook, que suele utilizarse también a la par que Twitter, e Instagram, que se está abriendo paso en el mundo de las sociedades científicas porque facilita tanto la publicación de imágenes, vídeos grabados y/o en directo, como la humanización por medio del uso del apartado de «stories» de esta red social.

  • Estudiar las fuentes a las que acudiremos para informar a la comunidad

Este punto es muy importante y está relacionado con lo que os comentaba sobre la información veraz, basada en la evidencia científica, y sobre la adaptación del lenguaje a cada público dependiendo de lo que queramos comunicar.

Ciertamente, si habéis estudiado bien a vuestra audiencia y estáis configurando el perfil en condiciones, si sois médicos, os seguirán médicos; si sois fisioterapeutas, casi la totalidad de vuestros seguidores serán fisioterapeutas, etc. Pero hay que tener en cuenta que hay gente muy aficionada a la ciencia, sin ser científicos, o que acuden a las redes sociales de sociedades científicas para informarse de, por ejemplo, cómo curar un esguince, ejercicios para estirarse en la oficina, cómo sonarse la nariz, cómo es la gripe cada año, etc.

Este estudio nos permitirá emplear el lenguaje correcto dirigido tanto al público generalista como el científico, pero sobre todo, compartir información objetiva y de calidad.

Os aviso desde ya que este paso lleva tiempo, pero conseguiremos un listado más que útil de revistas científicas en las que apoyarnos; deberemos también tener en cuenta las publicaciones de la entidad, que seguramente contará con alguna revista o boletín informativo; medios de comunicación especializados en el ámbito en que trabajamos (medicina, fisioterapia, odontología, etc.); organismos nacionales e internacionales que trabajan en el mismo campo, publicaciones de eminencias en la materia, etc.

No olvidemos consultar lo que están haciendo otras sociedades científicas porque nos darán muchas ideas sobre cómo gestionar nuestro perfil. El mundo social media tiene mucho de observación de la competencia, no lo olvidéis, porque os será más que útil para adaptar buenas ideas a vuestro sector.

  • La eterna discusión ¿se puede ser community manager sin ser científico?

En más de una ocasión se os planteará la duda de si seréis capaces de gestionar el perfil de la sociedad científica sin crear una crisis de reputación online, ya que vosotros no sois médicos, fisioterapeutas, dentistas, enfermeros, etc.

Lo sé porque he estado ante este dilema muchas veces. Ante todo, calma. No os agobiéis. Esta es una de las dificultades más grandes que os encontraréis. Algunos medios de comunicación publican información sesgada; favorecen a determinados sectores o dan a conocer consejos o informaciones no demasiado contrastadas a nivel científico. Por esta razón, hay que prestar mucha atención a los posts que compartiremos.

Es posible que no trabajéis en un departamento de marketing a lo grande, a no ser que curréis en una sociedad científica de gran renombre, tipo la Sociedad Española de Cardiología, que cuenta con un departamento bastante contundente formado por cardiólogos y especialistas en marketing online.

Lo más probable es que os enfrentéis solos ante el peligro. En este caso, os aconsejo que mantengáis una relación estrecha con la Junta Directiva de la entidad ¿Por qué? Porque ellos sí son expertos en el campo en el que trabajáis y os echarán una mano, ayudándoos así a evitar la temida crisis de reputación.

Ante la duda, consultad a vuestra Junta Directiva. Ellos detectarán en segundos si la información que queréis compartir puede provocar algún problema o, si por el contrario, es un buen contenido para vuestra empresa.

Tampoco os preocupéis si se produce algún problema de este tipo, sobre todo al principio, porque si no el pánico no os dejará ser creativos ni aprenderéis a discriminar las informaciones. Tened un plan de acción para solventar cualquier crisis en las redes sociales y trabajad con calma. Si tenéis dudas, consultad a vuestros superiores dentro de la sociedad.

Así que, desde aquí, contesto a la pregunta sin ningún tipo de duda. Cualquier especialista en Social Media puede hacer frente a la gestión de las redes sociales de una Sociedad Científica sin problemas, coordinándose con los especialistas que trabajan en ella.

  • Sí, se puede ser creativo para transmitir ciencia

No dudéis en apoyaros en vídeos, diapositivas, infografías, imágenes, humor, entrevistas etc. Todo cabe en la ciencia mientras que el mensaje que transmitimos sea veraz y basado en la evidencia. Contad siempre con vuestros superiores y, si tenéis la oportunidad, con los gurús del campo en el que trabajáis.

La creatividad no está reñida con la ciencia y vuestros seguidores se engancharán mucho más a vuestras redes sociales si no sois los típicos aburridos que transmitís sin más.

  • No tengáis miedo a entablar el diálogo con vuestra comunidad

Os comento este aspecto porque a mi, personalmente, me pasaba cuando empecé a gestionar perfiles de organismos científicos. Inicialmente, nos da un poco de miedo porque somos expertos en Social Media, pero no científicos. Nos hacemos preguntas como ¿y si contesto algo erróneo y la lio? ¿y si la respuesta es demasiado mundana y estoy tratando con alguien importante sin saberlo? ¿y si lastimo la imagen de la empresa?

Lo que no barajo nunca es dejar comentarios y mensajes sin contestar. A mi, como seguidora, me molesta bastante que haga una consulta y no tenga respuesta o envíe un mensaje privado con dudas sobre algo y no me contesten.

Perded el miedo y conversad. Ante la duda, llevaos los comentarios a la zona de mensajes privados y consultad con vuestra Junta Directiva. La duda en cuestión se resuelve y respecto a la imagen de la empresa, no sólo queda intacta, sino que nos proyectamos como profesionales para los que nuestros seguidores son lo primero.

Ojo con los trolls y el spam, que también existen en este ámbito. Estudiadlo todo con tranquilidad y cuando tengáis conocimiento de quiénes son los trolls en cuestión o detectéis el spam, actuad en consecuencia y según lo previsto en vuestro plan de acción sobre reputación online.

Ejemplos de Sociedades Científicas con presencia en redes sociales

Os dejo aquí algunos ejemplos de Sociedades Científicas con presencia en redes sociales que demuestran que la mezcla creatividad + social media + ciencia es una bomba capaz de enganchar a cualquiera.

1. Sociedad Española de Cardiología

¿Ha cambiado el patrón de hospitalización por ICC en los últimos años? Un estudio publicado en Revista Española de…

Publiée par Sociedad Española de Cardiología sur Dimanche 22 octobre 2017

2. Sociedad Española de Oncología Médica

3. Asociación Española de Pediatría

Imagen de la semana de Continuum – Diagnóstico prenatal y tratamiento postnatal de tumoración quística intraabdomina…

Publiée par Asociación Española de Pediatría sur Dimanche 17 septembre 2017

4. Asociación Española de Fisioterapeutas

5. Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria

¿Preparados para solventar las dificultades en la gestión de redes sociales en Sociedades Científicas?

Etiquetas:
2 Comentarios

Publica un comentario

Acepto la Política de Privacidad

Responsable: Raquel Martín Rodríguez siendo la Finalidad: poder contestarte al mensaje que me envíes con este formulario de contacto. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento en este formulario. Destinatarios: los datos que me facilitas se guardarán en Webempresa, mi proveedor de email y hosting, y que también cumple con él. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación enviando un email a hola@raquelmartinsm.com. Para más información consulta nuestra Política de Privacidad. *