Blog - Página 2 de 5 - Raquel Martin
16417
blog,paged,paged-2,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.4,vc_responsive
Otro mes se termina y vuelvo a escoger el mejor post del mes. Abril se lo voy a dedicar a Carlota Galván, creativa incansable de la que no paro de aprender cada día. El post que he escogido de ella es muy útil para todos los que nos dedicamos al mundo Social Media. Carlota nos da consejos sobre cómo hacer un Social Media Plan en 8 pasos. Así que... papel y boli mientras leéis el artículo porque os vais a ahorrar un trabajazo gracias a ella. 
El parón de Semana Santa me ha hecho retrasarme un poco en la publicación del mejor post de marketing online del mes de marzo, pero no me he olvidado.Este mes lo protagoniza Armenia Barradas, coach y compañera que, no sé a los demás, pero que a mí personalmente me anima cada día con sus mensajes motivadores en las redes sociales. ¿Quieres emprender? Pues no te puedes perder la entrevistaza que me ha concedido para este post. 
Hace relativamente poco os daba algunas recomendaciones para solventar las dificultades que surgen en la gestión de las redes sociales de Sociedades Científicas, pero ¿qué pasa cuando como profesional aconsejas a este tipo de entidades crear su propio blog? Si son sociedades con solera, seguramente sean reticentes a la hora de crear uno. Si son de reciente creación, quizá os sea más fácil convencerlos, pero creedme que necesitaréis "vender" el blog como si fuera oro para la sociedad.Por ello, hoy os voy a dar unos consejos relacionados con cómo enfrentaros a la negativa de crear un blog si trabajáis en una Sociedad Científica. Si aceptan llevarlo a cabo, habéis triunfado, pero seguramente os toparéis con algunos inconvenientes de los que también os voy a hablar. Así que, seguid leyendo y tomad nota :P
Sí, lo sé. Puedo llegar a ser cansina con Instagram, pero es que ¡me encanta mucho! Cada vez me tiene más atrapada. No dejo de darle vueltas a cómo hacer para mostrarme más creativa y divertida en esta red social.Esto de trabajar en lo que te gusta puede llegar a tener un peligro... Dándole vueltas y vueltas, virtuales y mentales, me doy cuenta de que una noticia que leí hace un tiempo es más que una realidad.Sí, Instagram es la red social preferida por las empresas para aumentar las ventas y fidelizar clientes. Y lo sé no sólo porque lo digan los datos sino porque yo, lo primero de todo y antes de profesional del Social Media, soy usuaria y compradora. 
El sábado pasado me desperté, desayuné y empecé mi día a día. En un momento dado, y como loca de las redes sociales que soy, quise compartir algo con mis seguidores en Instagram y, como no, añadirle un gif de esos tan molones que podíamos usar y a los que nos había acostumbrado la aplicación.Pero sorprendentemente ¡no podía hacerlo! En seguida di la voz de alarma a través de mi insta-stories. La verdad es que no sabíamos qué se escondía detrás de todo este asunto y pensábamos que era algo temporal, algún tipo de actualización de la aplicación o algo similar, pero había un tema de mayor importancia detrás de esta desaparición.